José Armando Herrera habla sobre el trabajo de la Academia Izturis

Heriberto Reyes.-

José Armando Herrera es uno de los scout de la Academia Izturis. Su trabajo se circunscribe a buscar talento en el ámbito de la ciudad de Carora y del municipio Torres en general.

La academia funciona desde principios de año y entre sus metas está buscar jovencitos de 10 años en adelante para irlos formando en la pelota y que puedan conseguir una firma para jugar beisbol profesional.

“Es un trabajo en base a la personalidad de los niños y de los atletas como tal. Estamos trabajando con niños desde los 10 y 11 años hasta los 14 o 15. La razón es que tienen la mente más fresca y el talento para captar las cosas más rápido y adaptarse a lo que actualmente piden los scout de equipos de Grandes Ligas” sostiene Herrera.

Actualmente, dentro de la Academia que funciona en la ciudad de Barquisimeto, tienen un total 30 niños de los cuales entre 16  y 18 ya están listos para buscar una firma para el beisbol profesional. El trabajo que se hace con estos chamos es de lunes a viernes de 8 de la mañana a 12 del mediodía.

Las condiciones básicas que se buscan en un niño para ingresar a la academia es que al menos tengan dos de las cinco herramientas para jugar al beisbol y las demás se les pueden ir desarrollando con el grupo de expertos con el que cuentan dentro de la escuela.

Del grupo que integran la academia, hay cinco jovencitos caroreños, de los cuales le pedimos a Herrera que nos conversara de sus condiciones. “Tenemos a Abel Bastidas, un niño de 11 años que juega campo corto, batea a las dos manos, tiene muchas condiciones y mucha proyección en el beisbol, también esta Jhon Jaiker Timaure que tiene 12 años, es derecho y defiende la receptoría, capta bastante rápido y sabe llevar el juego, Argenis Mogollón un lanzador de 12 años que trabaja fuerte y muy buen brazo, bastante sano, también está Rowel Verde que es un lanzador zurdo que también tiene un buen brazo, un zurdo con buena mecánica y el otro se llama Ismael Gómez, un niño de los Aranguez, lanzador zurdo que también le hemos visto cualidades para jugar al beisbol” sostuvo Herrera.

Dijo que su objetivo es buscar a los niños de diferentes sectores que tengan condiciones y darles el apoyo a los que muchas veces se quedan sin jugar, que puedan conseguir otras opciones dentro del beisbol. Si bien no todos pueden llegar al beisbol mayor, se les pueden ayudar conseguir becas universitarias en el extranjero en las que también pueden desarrollar sus habilidades deportivas y formarse como profesionales.

Agregó que además de ensañarles el beisbol como deporte,  en la academia se les inculcan valores como la puntualidad, la disciplina y a respetar el hogar, la familia. Nada hacemos con trabajar en el campo y los valores estén perdidos. Porque si no hay valores se puede truncar cualquier objetivo en la vida, no solamente en el deporte si no en cualquier ámbito donde se vayan a desenvolver.

Cree que aún en Carora hay mucho talento que se puede desarrollar, “Una de las cosas que a mí me motivó a trabajar en esta academia es ver que hay jóvenes que tienen condiciones y que hay que brindarles el apoyo. Cuando yo jugué a esa edad no había tanto apoyo como ahora. Hay mucho talento sobre todo en los caseríos y estoy dispuesto a verlos y darles la mano para que se puedan proyectar”.

Herrera además de ser scout de la Academia Izturis también es pelotero en el Beisbol Tradicional Caroreño, actualmente siendo refuerzo del equipo Cardenales de Carora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *